© Babel Viajes (Leg. 16.226) Dirección: Av. Julio Argentino Roca 353 - Local 6 - Tel: (0280) 4458000  - madryn@babelviajes.com.ar

Author Archives: antonella

“Orcaman” La historia del hombre que buceo con orcas para comprobar que no son asesinas

2
Filed under Noticias Turismo

 

Dice Juan Carlos López que lo más dulce de una orca es su mirada: “Cuando la ves a los ojos pensás `este animal no me puede atacar´”. El 14 de abril de 1989, Juan Carlos López -también conocido como “Orcaman”- junto a Paul Atkins se metió al mar a bucear con orcas para confirmar algo que venía intentando demostrar hacía años: Las orcas no son asesinas. La primera pregunta que una persona puede pensar es si tuvo miedo. Juan, asegura que él “nunca hubiera hecho un trabajo de riesgo, si no tuviera una cuota de miedo. El miedo, es lo único que te salva”.

 

De Buenos Aires a Península Valdés

Juan Carlos, nació y vivió en Buenos Aires hasta sus 20 años. La primera vez que pisó Puerto Madryn fue en el año 1964, cuando Máximo Nicoletti lo invita a él y a un amigo a ir a bucear. En ese entonces trabajaba en el Jockey Club y estudiaba en una escuela técnica de dibujo. De chico, lo único que sabía de Península Valdés, era reconocerla en el mapa como “la pancita que salía de Argentina”.

 El recorrido fue el siguiente: viajan como mochileros, aprende a bucear y los hermanos Nicoletti le regalan el primer equipo Cressi de buceo. Desde ese día, la vida de Juan Carlos López, comenzó a cambiar. De regreso a Buenos Aires, se une a la Asociación Argentina de Actividades Subacuáticas y durante más de cinco años sigue entrenando en piletas y algunas salidas al río.  Para el año 1968, comienza a desarrollarse el turismo submarino y Juan -de regreso a Puerto Madryn- guía grupos en los famosos “bautismos”. Dos años después, lo llaman a la “La Casa del Buceador” de Buenos Aires donde Jorge Pérez Serra y Pino Nicoletti le ofrecen irse a vivir a Madryn. “Si aceptás, te hacés cargo del local de Turismo Submarino S.A. Fuimos probando a los instructores sin decirte nada y vos estás en el primer lugar”, recuerda.

Junto a su primera mujer y su hija de un año se mudan y se instalan en una casa rodante que ellos pusieron atrás del local. Juan tiene mucha memoria, nombres y números exactos en todo su relato. Recuerda, cuál es la matrícula que obtuvo luego de rendir para buceador profesional: La número 267. “En el año ´74 aparece Jorge Depasquali que era el guardafauna en Punta Norte, cuidaba el apostadero de elefantes marinos. Yo visitaba ese lugar periódicamente porque me encantaba, y tenía intenciones de ser guardafauna. Me dijo ´en media hora renuncio, si todavía tenés interés te presento´”. Juan, entusiasmado se presenta con Antonio Torrejón (pionero en crear las reservas de fauna de la Provincia de Chubut, las primeras en Sudamérica) quien le ofrece ir como guardafauna a la Isla de los Pájaros. “No me propuso Punta Norte porque quedaba muy lejos, y como tenía una hija chiquita, creía que era mejor estar cerca de Madryn. Pero yo quería Punta Norte porque era la única elefantería continental del mundo, era algo muy especial y era lo que realmente me gustaba. Me mandó a Punta Norte pensando que en menos de una semana iba a querer volver”.

Se fue en octubre de 1975 y estuvo allí trece años. Volvía dos veces al mes a Puerto Madryn y durante cuatro años no se tomó vacaciones. Fue ahí que conoció al animal que le cambió la vida: Las orcas. La primera vez que las vio estaba contándole a un turista sobre la vida de los lobos marinos. “El mar era un aceite, estaba muy calmo, y de repente siete enormes orcas salen a respirar a la superficie. Quedé fascinado. Hasta ese entonces lo único que sabía era que la gente las mencionaba como `las ballenas asesinas´, toda esa fábula que hay dando vueltas sobre este animal”.

 

Desde ese día, la vida de Juan Carlos, vuelve a tomar otro sentido. El Dr. Roger Payne (uno de los más grandes investigadores de cetáceos que hay en el mundo, y padrino de una de las tres hijas de Juan Carlos) le sugirió que ante su interés por las orcas comience a tomar datos y sorprendido Juan respondió: “¿Yo no soy biólogo qué datos voy a tomar?”.  Sin herramientas y con escasos conocimientos tomó ese consejo, creó el Proyecto Orca Patagonia-Antártida y comenzó a observarlas diariamente con binoculares. Dibujaba la forma que tenía la aleta dorsal y la montura (la mancha blanca o gris, que a nivel científico es como si fuera la huella dactilar de las personas). Fue allí que empezó a notar que eran diferentes entre un individuo y otro, “la naturaleza no copia diseños”, aclaró López.

Juan Carlos fue pionero en trabajos de investigación con orcas en Argentina. Fue el primero en hacer identificación individual, distribución y etología (estudio de su comportamiento), bautizó a las orcas, hizo el primer catálogo de aquellas que pasaban frente a Punta Norte -en Península Valdés- y, particularmente, el primero en describir la conducta del varamiento intencional de orcas para capturar presas sobre la playa, además de analizar cómo las hembras enseñan a sus crías tan sofisticada técnica de caza.

Su vida, fue una aventura que lo llevó a lugares que jamás hubiese imaginado. Realizó un catálogo de orcas; trabajó con la ayuda de la embajada de Canadá, quien le envió  documentales sobre orcas que fueron proyectados en el cine de Puerto Madryn y dió charlas en escuelas para difundir la vida de estos animales.  “La Aventura del Hombre” lo convoca para filmar el documental ORCA en 1982, documental que obtiene el tercer puesto en XV International Film and Television Festival de New York. En 1983 por un convenio entre el Gobierno de Chubut y Tierra del Fuego viaja a Ushuaia a trabajar con la prestigiosa investigadora Natalie Goodall; y comienza a mostrar sus investigaciones dentro del mundo académico, tanto en Argentina como en Estados Unidos, participando en congresos y conferencias.

Todo ello lo lleva a publicar su libro “ORCAS entre el mito y la realidad” editado por Sudamericana (año 2000) y en el mismo año el “Manual de Rescate de Cetáceo Varado Vivos”, brindando diferentes cursos sobre esa especialidad a Prefectura, Armada Argentina y Universidades. En 1991 integra como Director de Investigación ( junto a tres especialistas en kayak), la Expedición Proyecto Orca Patagonia-Antártida, (primera expedición argentina para estudiar estos animales en el continente blanco utilizando kayak de mar) avalada por la Dirección Nacional del Antártico. En la misma, navegaban los kayakistas para observarlas en los mares helados del sur. En 1998 creó la Semana de las Orcas y realizó una campaña contra el cautiverio de los delfines con la cual se logró hacer una bandera de 15 cuadras de largo, con manifiestos por la liberación de estos animales. A su vez, fue miembro del The Explorers Club de New York, entre otras organizaciones

 Es difícil resumir más de cuatro décadas de trabajo, pero quizás uno de los aspectos más significativo para destacar son los aportes que su investigación hizo a la ciencia y el reconocimiento que logró dentro de la academia. En octubre 1979 viaja a Estados Unidos  para participar como invitado de la Third Biennal Conference of Biology of Marine Mammals, desarrollada en Seattle, Washington. Allí presenta su trabajo «Killer Whale Orcinus Orca of Patagonia and Their Behaviour  of Intentional Stranding While Hunting Near Shore». “Me sorprendió el recibimiento que tuvo, dado que los más de 100 investigadores presentes no habían visto nunca varamientos de orcas. La presentación fue exitosa al punto que me solicitaron que realice una publicación de carácter científico en Estados Unidos con los datos obtenidos, que fue publicada en el año 1985 y fue  la primer publicación científica sobre orcas de Argentina”*.

 

Meterse al mar con las orcas: 14 de abril de 1989

Durante la filmación de uno de los trece capítulos de la serie “La Vida a Prueba” de la BBC,  David Attenborough, le consultó a Orcaman qué creía que podía pasar si buceaba con orcas para intentar filmarlas comiendo bajo el agua. Y averiguar, también, si atacaban a personas o no. La propuesta le resultó interesante y luego de conseguir los permisos correspondientes lo hicieron. La locura de meterse al mar no terminó en un solo día. “Como sabíamos que ellas, como cualquier depredador que no conoce, se toma tiempo para conocer a su presa y atacar, creímos que tendríamos que volver a entrar”. Volvieron cuatro veces más.  El gomón los dejaba a unos 1.800 metros de la costa. “La idea era estar solos y que las orcas decidan”. Y decidieron: lo único que hacían era mirarlos.

La preparación les llevó 28 días. Miraban ataques de orcas y estudiaron los grupos que conocían para decidir con cuál meterse. Y contra todo pronóstico, eligieron el grupo de Rubí que era una hembra con un tumor en la cabeza, muy violenta para cazar. Cuando Paul Atkins firmó el contrato en Hawai su esposa le dijo que era un “estúpido”: “Firmás un contrato para morir, y vas a ir a la Patagonia a encontrarte con otro tarado que firmó el mismo contrato que vos”. Él creía -agrega Juan- que “lo peor que podía hacer era quedar con vida, con alguna discapacidad y que el precio lo pague su familia”.

No usaron jaulas, ni armas ya que la intención no era lastimar a las orcas. Juan Carlos tenía un 70 por ciento de seguridad que no iba a pasar nada. Fue el 30 restante que lo llevó a hablar con sus hijas, Jessica de 17 y Verónica de tan solo 7 años, que estaban junto a su mujer el día que se metieron al mar. “Lo más importante para mí es que me aseguren algo: Si no salgo del agua, porque las orcas decidieron atacarme, las defiendan toda sus vidas, y piensen que como amo a las orcas y las considero mi familia, si me matan y comen sería lindo ser parte de su organismo´”. Ellas lo entendieron perfectamente. Juan Carlos, supo transmitir el amor por las orcas a toda su familia.

Juan y Paul se ubicaron entre dos loberías, dado que si el primer grupo de lobos se escapaba, las orcas se dirigirían hacia otra lobería para cazar. “El grupo de Ruby integrado por 5 orcas nos localizó inmediatamente y se dirigieron a nosotros dos, antes de lo que esperábamos o deseábamos, y detuvieron su veloz avance a solo 40 centímetros nuestro para observarnos curiosas y hasta, puedo decir, desconfiadas. Nunca intentaron tocarnos ni abrieron sus bocas. Solo daban vueltas a nuestro alrededor mirando cada parte de nuestro cuerpo, para seguir su recorrido y luego atacar lobos marinos para alimentarse, regresando a nosotros para observarnos antes de retirarse de la zona”, recuerda.

Los cinco días que duró la inolvidable experiencia, permitió dar aviso a todos los equipos de documentales, que ya no era necesario utilizar cámaras a control remoto o jaulas para filmar orcas bajo el agua, como se estaba haciendo hasta ese momento. “Fue  devolverles a las orcas el respeto y admiración que nunca debieron perder, cuando el mal nombre de ballena asesina, le dió tan mala fama. Devolviéndole la admiración del público que visita cada año Península Valdés  para admirar a este  maravilloso delfín llamado orca”, reafirma orgulloso.

Orcaman no solo había logrado salir ileso del mar, sino que había comprobado lo que tanto creía: las orcas no son asesinas. Y con su compromiso e infinita historia de vida, se lleva un sobrenombre que recorrió el mundo. ¿Por qué Orcaman? Juan Carlos tuvo la posibilidad de conocer y colaborar con Stan Waterman (prestigioso director de fotografía y productor de cine subacuático) en un viaje que hizo a Puerto Pirámides para filmar material sobre delfines, ballenas y lobos marinos. El Dr. Maldojana -quien los presentó- dijo en forma de chiste para hacer rimar con el apellido del director (Waterman), que López era “Orcaman”. El apodo cruzó fronteras gracias a los grupos de documentalistas que mostraban su trabajo.

Juan Carlos, a sus 73 años sigue trabajando como guardaparque del Área Protegida El Doradillo. Asegura, con un tono de voz gratificante que llegó a Puerto Madryn con una sola condición: “Vivir con la naturaleza y aquí estoy. No me voy nunca más, encontré mi lugar en el Mundo”.

 

*(Killer whales [Orcinus orca] of Patagonia, and their behavior of intentional stranding while hunting nearshore, JC Lopez and Diana Lopez, Journal of Mammalogy,  Submitted 9 January 1984. Accepted 4 July 1984. 66 (I).181-183, año 1985.)

 

Si querés conocer las orcas, mirá esta propuesta: EXCURSIÓN ORCAS

Covid-19 | Ya tengo un viaje contratado, ¿qué hago?

0
Filed under Noticias Turismo

La situación provocada por el coronavirus y las medidas de prevención como la reducción de la circulación, cierres de fronteras y  de atractivos turísticos como Parques Nacionales, Áreas Naturales Protegidas y museos, generó incertidumbre en las personas que tenían viajes programados en estos momentos. En este sentido, entendiendo la preocupación de los viajeros afectados, la recomendación es reprogramar los viajes y no cancelarlos. Si bien el contexto es incierto como para pensar una fecha, esa sigue siendo la mejor opción.

Todos los operadores turísticos tienen una postura unánime al respecto: Hay buena voluntad para reacomodar las fechas, pero la demanda es mucha, por lo cual algunas respuestas están demorando. Asimismo, si bien las agencias de viaje son las encargadas de gestionar los cambios, lo cierto es que están sujetas a las decisiones de las aerolíneas y hoteles. Recomendamos tener paciencia y confiar en que todo el sector está dando lo mejor de sí para resolver esta situación de la mejor manera posible.

En cuanto a los reembolsos, si algún pasajero lo desea (entendiendo que cada una de las situaciones son particulares y no todo el mundo puede optar por repromagrar) podrá recibir el dinero correspondiente. De todos modos, lo cierto es que si los clientes se vuelcan masivamente al pedido de reembolsos el sistema puede colapsar dada la situación crítica del sector turístico, que no está exento de las problemáticas económicas generales provocadas por el virus y las medidas preventivas de aislamiento social.

En este sentido, una vez que la pandemia sea controlada y todo vuelva paulatinamente a la normalidad el turismo a nivel nacional y mundial comenzará a reactivarse. Es allí cuando podremos brindar con mayor certeza respuestas a todos nuestros clientes.


Ph: Infobae.

¿Qué pasa con los viajes y el Coronavirus?

1
Filed under Noticias Turismo

A raíz de las informaciones vinculadas al caso del coronavirus, muchos viajeros se han preguntado qué pasa en esta situación con los viajes que han reservado. Por ello, es fundamental resaltar una serie de cuestiones y datos a tener en cuenta:

El Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesu declaró que el brote de COVID-19 es una emergencia de salud pública de importancia internacional y emitió una serie de recomendaciones provisionales. Entre ellos, que los viajes operan con normalidad y la OMS no ha recomendado interrumpirlos.  A  su vez, la cámara que reúne a las agencias de turismo en la Argentina (FAEVYT), aseguró que en la mayoría de los países, el riesgo de contraer coronavirus es muy bajo y el 95% de los casos confirmados se concentran en China.

Desde Babel Viajes Madryn queremos emitir los siguientes puntos a tener en cuenta:

  •  La agencia  están tramitando con normalidad reservas de viajes para todos los destinos del mundo, excepto en China. En el resto de destinos no ha habido ninguna recomendación de no viajar, ni restricción en la operación de aerolíneas, hoteles o atracciones turísticas.
  • La OMS señala que dentro de China, donde se originó el virus COVID-19, la tasa de mortalidad está entre el 2% y el 4%, pero fuera del país asiático la tasa se reduce al 0,7%.
  • Las personas mayores de 70 años y pacientes inmunodeprimidos son el grupo de mayor riesgo y con más probabilidades de deceso.
  • La mortalidad  depende de muchos factores, como la edad, el sexo y la condición física en que se encuentre el paciente.

¿Cómo reducir el riesgo de  contagio coronavirus?

-Lavar las manos con agua, jabón y productos antibacteriales a base de alcohol.

-Cubrir la nariz y la boca con pañuelos desechables.

-Evita el contacto cercano con quienes estén resfriados o con síntomas similares.

-Evitar el consumo de carne poco cocida o cruda.

-Consultar ante los primeros síntomas: fiebre, tos y dificultad para respirar.

¿Por qué elegir Puerto Madryn como un destino para veranear?

2
Filed under Noticias Turismo

Decir Puerto Madryn es sinónimo de ballenas. Miles de turistas conocen este lugar por vivirse en él uno los espectáculos más maravillosos de la naturaleza. Pero en diciembre le decimos adiós a estos grandes mamíferos y esperamos las orcas, delfines y pingüinos. Con sus kilómetros ininterrumpidos de playa para caminar, correr, y pasar el día frente a las aguas del Golfo, es muy fácil encontrar un lugar aislado y, a su vez, estar cerca de paradores con servicios; lo que hace de Puerto Madryn un lugar, no solo, para disfrutar de su flora y su fauna, sino también para descansar. 

Si bien, el agua ronda una temperatura de 18°, el micro-clima de la Península brinda la posibilidad de disfrutar sus playas con reposera, mates, malla y chapuzones. Las playas de Península tienen un mar calmo y de poca profundidad, el sol calienta la arena, y al subir la marea las aguas están más cálidas. Su tranquilidad, su extensión y las pocas olas hacen que sea el lugar por excelencia para los más chicos. Además, lejos de la creencia popular de que en la Patagonia hace frío todo el año, los días más calurosos la temperatura supera los 30°.

¿Y qué pasa con el viento? La brisa no tiene por qué ser un impedimento. La variedad de opciones permite organizar el día y elegir la playa más reparada. Si hay viento, es muy simple: se cambia de playa. Otro destino muy elegido por los turistas, y para quienes no son muy amantes de la arena, es la Playa Paraná (de piedra) o también conocida como “Playa del barco hundido”, en donde muchos pasan su tarde realizando pesca, snorkel y -también- interminables patitos con piedras en el agua. 


Hay otras opciones de actividades y paseos que no hay que desaprovechar. Babel Viajes Madryn recomienda las excursiones a Península Valdés, Punta Tombo con Isla Escondida, Dique Ameghino con Gaiman y Valle Inferior. La Reserva Natural Península Valdés forma parte del Patrimonio de la Humanidad. En ella se encuentran lobos marinos, cormoranes, delfines oscuros, elefantes marinos y orcas, reunidos en un escenario natural único en donde se podrá disfrutar de estos animales en su hábitat natural y en total libertad.  

Por su parte, Punta Tombo es  la mayor pingüinera de Magallanes del mundo. En el verano llega al punto máximo de cantidad de pingüinos con un millón de ejemplares.  En el caso de Isla Escondida, es una playa virgen, que se ha convertido en un apostadero de elefantes marinos, allí se pueden ver ejemplares de hasta 4 toneladas a una distancia privilegiada. Por último, El Dique Ameghino se encuentra sobre el río Chubut, un lago entre rocas rojizas que invita a pasar un día de relax  para terminar el recorrido conociendo la colonia galesa de Gaiman. Pero elegir una excusión significa mucho más: escuchar el silencio, disfrutar el horizonte patagónico, la inmensidad de la naturaleza hacen que Puerto Madryn sea un destino imperdible para disfrutar en el verano. 

Otra propuesta que la gente disfruta mucho es el paseo náutico por el catamarán Regina Australe que cuenta con restaurante a bordo y un deck para disfrutar de la navegación desde la cubierta superior. Ya en tierra firme, Puerto Madryn ofrece varias opciones cuando baja el sol: cervecerías, paseo por la peatonal, Food Trucks, ferias de artesanos y espectáculos al aire libre.

*Si querés pasar unos días increíbles en Puerto Madryn, encontrá todas las excursiones ACÁ

“El avistaje marino transmite diferentes sensaciones, para mí la de los delfines es alegría”

8
Filed under Noticias Turismo

A pocos kilómetros de Puerto Madryn, desde el puerto de Rawson, se puede navegar en busca del delfín patagónico. Estos simpáticos animales corren junto a la embarcación, dan grandes saltos y juegan con la estela de los barcos, invitando a los viajeros a empaparse de emociones sin siquiera meterse al agua. 

Sergio Fernández, encargado de la empresa “Estación Marítima Commersonii”, siempre estuvo dedicado a las actividades en el agua: buceo, pesca artesanal, avistaje de ballenas. Hoy, disfruta mucho del avistaje del delfín patagónico. Está convencido que “es una excursión inolvidable, divertida y para toda la familia”. 

“No es como Flipper” explica Sergio, porque el delfín patagónico se diferencia del resto por su color y tamaño: no miden más de un metro y medio y no superan los 50 kilogramos.  “Son delfines pequeños, muy rápidos, carismáticos y sociables”, agrega. Sergio sale todos los días ( siempre que la marea lo permita) desde hace trece años. Y aún así, no hay un día que no se sorprenda por el comportamiento de ellos. Dice que “el avistaje marino transmite diferentes sensaciones”. Si tiene que elegir una que defina a los delfines, no lo duda:  “para mi es alegría”.  

Otra de las cosas que le llamó la atención es la reacción que tienen a la presencia de las embarcaciones. A diferencia de lo que se podría imaginar, son los delfines los que se acercan, guiados por su curiosidad. En este sentido, reflexiona: “El delfín si no quiere, no te sigue. La velocidad de un mamífero tiene un costo muy importante: Lo usa para cazar o escapar. En este caso, lo usa para jugar”. Para Sergio es sin dudas, uno de los espectáculos naturales más impactantes del Golfo.

El avistaje del delfín tiene su origen en el año 1999 cuando un pescador de la zona comenzó a llevar gente a pescar y se encontró con estos simpáticos animales. En ese entonces, el Investigador del CONICET, Mariano Coscarella le sugirió al Director de Turismo de aquella época, Antonio Torrejón, realizar un estudio de impacto antes de iniciar la actividad comercial. 

Luego de una profunda investigación se determinó cuál era la reacción de los delfines ante la presencia de embarcaciones. “Es uno de los pocos casos en donde una actividad cuenta con un estudio de impacto, desde el comienzo, incluso, antes de que hubiera un reconocimiento dentro del circuito turístico, más o menos afianzado”, explica Mariano.

Pero la excursión del avistaje de delfin es mucho más. Embarcarse, esconde otros atractivos. Empezando por la sensación inigualable de estar en mar abierto, el paseo te conecta con el silencio patagónico. Sergio remarca, que desde la salida, en la costa, ya se puede disfrutar y observar junto a los barcos una pequeña colonia de lobos y diferentes especies de aves. En varias oportunidades, tuvieron la oportunidad de cruzarse con ballenas. “Por eso, meterse al mar en busca de delfines es eso y mucho más”, aunque se corrige y asegura que “ no hace falta buscarlos, son ellos los que nos encuentran a nosotros”. 

Si estás interesado en esta excursión, mirá todas las opciones que tenemos para vos. 

Punta Tombo + Puerto Rawson

Isla Escondida + Delfín Patagónico

Valle Inferior 

*Es fundamental reservar con anterioridad, ya que las salidas son programadas según la marea.

Cancún All Inclusive

0
Filed under Promociones

Puerto Madryn: Un destino para disfrutar en primavera

0
Filed under Noticias Turismo

Acaba de comenzar la primavera, una de las mejores épocas para visitar Puerto Madryn y recorrer Península Valdés. Desde septiembre y hasta principios de diciembre se puede ver la más bella fauna: ballenas, pingüinos, lobos marinos, elefantes marinos, orcas y delfines patagónicos. Dentro de la fauna terrestre, se pueden encontrar choiques, guanacos, maras, zorros, zorrinos y una gran variedad de especies de aves, como los cormoranes.

Foto: Ángel Vélez

Los viajeros suelen preguntarse qué ropa deben llevar y sobre todo si hace mucho frío o no. Las excursiones y paseos que implica encontrarse con la naturaleza que Península tiene para ofrecer son, obviamente, al aire libre. Es por eso que les presentamos una serie de consejos para tener en cuenta a la hora de armar el equipaje.

En primavera las temperaturas oscilan entre los 4 °C y los 27 °C. La amplitud térmica es muy notoria por lo cual es recomendable llevar abrigos para palear el frío de las noches y las mañanas; pero sin olvidar las remeras, ya que el calorcito también se hace sentir los días soleados.  Lo ideal es vestirse siguiendo la «lógica de la cebolla»: distintas capas de ropa que permitan sumar o sacar prendas sin dificultad según lo requiera el cuerpo.

Foto: Ángel Vélez

En cuanto al calzado, se sugiere que sea cómodo, para poder realizar las excursiones y caminatas sin inconvenientes. En el caso que planifiquen realizar turismo aventura se recomienda contar con zapatillas deportivas o de trakking y de ser impermeables, mejor. Otro aspecto temible es el viento. Si bien puede haber días en los que se dificulte usar sombrero, lo cierto es que el clima no es para nada hostil. Es importante no olvidar de empacar el protector solar con filtro UVB y UVA factor 30 o superior, anteojos para sol con filtro solar y repelente para insectos, aunque no sean muchos los mosquitos que hay en el ambiente, es preferible llevarlo a modo de prevención.

Estos meses son sin duda el momento ideal para realizar avistaje de ballenas. Desde Babel Viajes Madryn ofrecemos algunas opciones como el tour “Solo ballenas” donde -además de vivir la inolvidable experiencia de un avistaje embarcado- se visita la lobería y se realiza un paseo imperdible por El Doradillo; allí se pueden ver ballenas desde la costa. Otra opción es Punta Tombo con Isla Escondida, un paseo de un día en donde se puede caminar entre pingüinos y elefantes marinos.

Foto: Estación Marítima

Además de sus bellezas naturales, Puerto Madryn cuenta con diferentes opciones para ofrecerle a los turistas, entre ellas está su oferta gastronómica: gran variedad de restoranes y bistró donde se pueden degustar los más ricos y frescos pescados y mariscos; y el característico cordero patagónico al asador.

Foto: Turista Babel Viajes Madryn

En caso de visitar esta zona en un vehículo personal las rutas suelen ser poco transitadas, hay grandes extensiones despobladas, además de no contar con señal de celular en la mayor parte del recorrido.  Se recomienda viajar con una completa caja de herramientas, repuestos, goma de auxilio y botiquín. En caminos de ripio no se aconseja circular a más de 60 km/h, ya que es una superficie que aparenta ser estable pero resulta compleja para los pilotos que no son habitué de la zona, aunque en apariencia se vea estable. También hay que considerar que cuando se aproxima un vehículo en sentido contrario se debe disminuir la velocidad para minimizar el impacto de piedras.

De esta manera, Puerto Madryn te brinda opciones para todas las edades en una de las época más lindas de año. Y acordate, si visitas Madryn, pasá por Babel.

El primer día en Shanghai de Marina: cómo es la ciudad más grande de China

1
Filed under Noticias Turismo

En su primer día en Shanghai, Marina relata cómo es la ciudad más grande de China.

La primer visita de la mañana fue al museo de artes plásticas. Un moderno edificio que custodia antiguas obras, ropa de guerras y ceremoniales con coloridos bordados de reminiscencias peruanas. Armas, monedas, cerámicas. Pinturas de artistas europeos y de la escuela de Chicago, de fines del 1800, alusivas a la cultura china.

El casco histórico está conformado por casas típicas, de techos curvos con aberturas de madera con predominio de rojos y negros. Las casas de ministros de entonces, hoy funcionan como comercios. En los recorridos en bus, la postal que mejor describe a la ciudad es la imágen llena de grúas plumas. En Shanghai se está construyendo una torre con más de ochenta pisos, la cual se levantó en tres meses. La obra funciona 24 hs. por día. Al igual que Shanghai, una ciudad que no duerme.

En el templo taoísta, hay múltiples estatuas de dioses, algunos con aspecto de guerreros y un altar principal con una estatua de oro gigante. En el patio, que antecede a la entrada al templo, una gruesa capa de cenizas de sahumerios. Sensibles al incienso abstenerse.

 

 El primer día, lo terminamos viendo la obra ERA que representa la historia de China, sus sufrimientos y su evolución, en un teatro con alrededor de cuarenta acróbatas sofisticados y con una destreza impecable y consistente. Terminando el primer día, con el alma en las manos, nos fuimos a dormir.

👉Si querés conocer un poco más del viaje de Marina, les dejamos el link a la nota sobre cómo eligió este destino turístico. Leer en: https://babelviajesmadryn.com.ar/babel-me-arma-un-viaje-a-…/

“El Yellow Submarine es la única pecera que le permite a las ballenas observar a los humanos”

0
Filed under Noticias Turismo

Ubicado en la villa balnearia de Puerto Pirámides (Chubut) es la primera embarcación del mundo diseñada especialmente para el avistaje de ballenas francas australes. El semisumergible, dio un vuelco en la forma tradicional, brindando a los pasajeros la posibilidad de observar las ballenas en su hábitat natural desde el fondo del mar.

En esta nota, Julitte Decré cuenta cómo surgió todo.

 Julitte Decré es de la ciudad de (Neuilly Sur Seine), Francia. En el año (2003) vino a la Argentina a realizar  una pasantía en Comercio Internacional. Cuándo la finalizó, decidió quedarse y estuvo cinco años trabajando  en el rubro de transporte. Fue en esa época, que en un paseo como turista en el Calafate conoció al dueño de la navegación Héctor Resnik, quién actualmente es su socio en la aventura del Yellow Submarine. En ese paseo, Resnik le ofrece trabajar en la parte comercial de su empresa desde Buenos Aires.

 

En el 2008 Resnik crea Southern Spirit, y se presentan para la licitación de ballenas con un nuevo servicio de avistaje, el Yellow Submarine. Sin duda, lo que lo ayuda a ganar es la innovadora idea de poner en el agua un barco que permitiría mirar las ballenas por debajo del mar. La licitación se aprobó en el año 2009 y el barco se puso en funcionamiento el 19 de julio de 2014. En el interin, con tanto trabajo por hacer, Julitte se convierte en socia del proyecto y comienzan a vivir un periodo de constante inversión y trabajo para concretar la creación del semisumergible.

 

El primer desafío era poner en el agua un barco muy profundo y que pueda maniobrarse arriba de su trailer en la playa de Puerto Pirámides, playa que no cuenta con un muelle. “Construimos un  tráiler que permitiera a la embarcación llegar al agua sin que sea una complicación embarcar para los pasajeros. En paralelo, se mandó a  diseñar y construir el barco por el astillero naval Federico Contessi en Mar del Plata. Fue muy linda experiencia, la empresa era de una familia de italianos que estaban apasionados por el proyecto”. Para Julitte no solo es la única embarcación en el mundo diseñada para avistaje de ballenas, sino que es la “única pecera que le permite a las ballenas observar a los humanos”, dice riendo. Las ballenas son muy curiosas. “Me pongo en la piel de ellas y creo que piensan ‘a ver quién me tocó para ir a conocer hoy´”.

La excursión en el Yellow Submarine  dura una hora y media, al ser un semisumergible los pasajeros pueden optar también por observar las ballenas desde la superficie. La cabina submarina, cuenta con 40 ventanas. Los que estuvieron allí dicen que es como “si estuvieran buceando junto a ellas”. A su vez, el guía que está abajo en la cabina submarina anuncia de qué lado van a ir apareciendo las ballenas.

 

Si bien Julitte vive en Buenos Aires, viaja muy seguido a Madryn.  Asegura que con su socio son un buen complemento. Ella se ocupa de la parte comercial y él de lo operativo en Puerto Madryn. De este proyecto, lo que más disfruta es transmitirle a los viajeros extranjeros la magia del lugar: “El argentino no lo ve  porque creció con eso y se acostumbró de lo increíble que es su país. Yo no dejo de maravillarme de las ballenas, de la Patagonia, de sus paisaje, su gente y la naturaleza, es todo increible”. Y siente que lo que la lleva a viajar tan seguido a la ciudad de Puerto Madryn es “el potencial de energía que tiene, con personas que me tratan increíble”.

Para contratar la excursión al Yellow Submarine clickeá ACA

 

ASÍ SURGIÓ BABEL VIAJES MADRYN

0
Filed under Noticias Turismo

Babel Viajes nació de un impulso y hoy es una empresa familiar que crece día a día. Mi nombre es Carla, soy madrynense, mamá de León y junto a Facu nos vinimos a vivir a Madryn en el 2014, cuando nuestro hijo León tenía 9 días. Llegué y lo único que tenía en claro es que formaría mi propio emprendimiento.

No sabía bien qué hacer, había pasado por la facultad de Económicas de Trelew y terminé en La Plata enamorándome de la carrera de Relacionista Pública (RRPP) de la cual me recibí hace años.

Relacionarme con gente es lo que más amo hacer. Pensé muchos proyectos para emprender: una cancha de fútbol, un pelotero… Mi papá comenta que quería comprar una camioneta para llevar gente de excursión a la Península cuando estuviese jubilado. Ese mismo día busqué en Google “cómo poner una agencia de viajes” y apareció Babel. Costaba el monto que teníamos ahorrado. Al día siguiente vi el local de Av. Roca con vista al mar y pensé: “Qué lindo es. No entra un pelotero… Pongo una agencia de viaje”.

Y así fue que nació Babel Viajes Madryn. Hoy en día, miro para atrás y siento que todo fue posible gracias al esfuerzo, la ayuda de mi familia, y -sobre todo- la de algunos de mis colegas. Ya pasaron cuatro años de aquel impulso que me llevó a alquilar un local que me gustó, a tener una agencia que crece día a día. Actualmente somos un gran equipo de trabajo compuesto por atención al público, administración, choferes y guías que acompañan perfectamente el perfíl de la empresa

Cuando me preguntan qué es lo que caracteriza a Babel, no lo dudo: la asistencia personalizada, el acompañar a los clientes en sus miedos, dudas, consultas y las excursiones que guía Facu. ¡La gente vuelve súper contenta!

Gracias por dejarme acompañarlos y ayudarlos a cumplir su sueño de viajar, conocer gente y vivir experiencias irrepetibles

El NORTE ARGENTINO Y UN VIAJE ENTRE HERMANOS

0
Filed under Noticias Turismo

El tiempo pasa. Y aunque la frase suene trillada, es una realidad. Cuando querés acordarte ya no vivís con tus padres, sos independiente, tu hermano menor, ya esta grande y los anécdotas de la infancia, quedaron atrás. 

Oriundos de Esquel, Manuel (21) vive en Bariloche, Magalí (36) en San Martín de Los Andes y Maira (31) en La Plata. Este año decidieron viajar con Babel Viajes Madryn a Salta. La idea surgió con el fin de recuperar el tiempo que la distancia les quitó. “Cada uno vive en diferentes partes. Era algo que nos debíamos. El único viaje que teníamos era cuando mi hermano era más chiquito”, contó Maira.

En la rutina de estudiar, trabajar y los horario de cada uno explica que no tenían tiempo de organizar el viaje de manera independiente. Entonces se contactaron con Babel Viajes Madryn para desligarse del tema de la organización. Luego de varias propuestas de la empresa, que se discutieron por el grupo de Whatsapp de los hermanos, Salta fue el destino que ganó. El Norte argentino los esperaría con los mejores paisajes y las mejores anécdotas.

Uno de los destino más visitados del país. Hay mucho para ver y hacer. A 1.680 metros sobre el nivel del mar, se encuentra Cafayate, asentamiento más importante del Valle de los Calchaquíes. Maira asegura, que fue uno de los puntos que más le gustó. “Hicimos Cachi, Cafayate, Purmamarca. Vimos paisajes increíbles. El camino a Cafayate está muy  bueno, sus paisaje y los colores”. También visitaron Salinas Grande, un salar de 212 kilómetros cuadrados de superficie, con un paisaje excepcional. La inmensa planicie blanca no solo los dejó sorprendidos, también los divirtió mucho intentando hacer la foto típica del salto.

En cuanto al hospedaje, Babel les aseguró una hermosa estadía en la Posada del Marqués, ubicada en el casco histórico de la ciudad, una opción de alojamiento que combina el espíritu arquitectónico salteño con calidad y confort. “Nos alojaron en un lugar muy lindo con gente muy amigable”. La movilidad, la resolvieron alquilando un auto, que les permitió moverse con libertad de horarios: “Donde podíamos parábamos. Hicimos Garganta del Diablo, El Valle Encantado, y conocimos caminos increíbles. A mi hermano, le gusta mucho el trekking, y encontró en sus excursiones pedacitos de flechas en lugares donde antes habitaban poblaciones originarias”.

La noche del Norte también les ofreció un canto distinto: las peñas en la calle, el baile, el folklore. Paisajes, anécdotas, risas. Maira cree haber tenido una experiencia muy linda, asegura que el viaje los unió, y fue la puerta a imaginar un nuevo destino. ¿Cataratas?, piensa en voz alta. Quizá.

“BABEL ME ARMA UN VIAJE A UN DESTINO QUE NO CONOZCO Y YO SEGURO ME ANOTO”

0
Filed under Noticias Turismo

Marina tiene 70 años. Oriunda de Comodoro Rivadavia, pero anhela algún día vivir en Madryn,  sería el lugar para culminar su vida. Es psicoanalista y afirma que el trabajo para ella es lo que hace “entre viaje y viaje”, ya que “trabajo muchas horas y junto la plata para el viaje siguiente”.  Marina ha recorrido varios destinos con esta filosofía. Pero el año pasado le pasó algo particular: “En octubre viajé a China-Japón. Es un destino que no hubiera elegido nunca, pero mi hermana mayor no se animaba a ir sola y decía que quería viajar antes de morirse. Entonces le dije que si”.

La preparación del viaje la vivieron de diferentes maneras: Marina asegura que ella no tenía expectativas y tenía pocas ganas de ir. Por el contrario, su hermana Milagros (quién siempre demostró ser muy espontánea a la hora de viajar) lo planificó y lo espero como el “gran viaje de su vida”. En esa preparación contrataron la empresa Babel Viajes de Madryn. “Elegí Babel porque mi hermana vive en Trelew y le llegó un aviso. Con esto de querer convencerme en un viaje que me atrajera más, pensamos en el Transiberiano. Fuimos a la empresa y ese viaje era muchísimo más caro. China-Japón también era un gasto superior al que yo estaba acostumbrada, pero era un poco más accesible. Hoy, asegura que fue “el dinero mejor invertido”.

Marina dice que China la dejó maravillada y cuándo lo cuenta lo hace con un tono de voz nostálgico, de esos que contagian un sentimiento de felicidad. Destaca la organización del viaje, dice que dice que nada podría haber salido mejor: la hotelería fue increíble, los horarios se respetaron, no tuvieron problemas con el equipaje; todo salió bárbaro. El guía, Ricardo, sabía cómo generar expectativa, repetía la información necesaria, estaba en cada detalle. Recuerda: “Richard, nuestro guía argentino, fue el gestor de la mayoría de los momentos felices, con su capacidad de liderar y su chispa casi cordobesa”.

Que el grupo haya sido tan heterogéneo lo señala como un plus especial: “Se armó un clima en donde los viejos nos moriamos de risa, los intermedios hacían los chistes y los jóvenes bailaban en el pasillo”. Si bien cree que la gente que llega a esos destino son personas que ya tiene mucha experiencia en viajar, gran parte de la organización se lo agradece a la empresa: “Si hoy Babel me arma un viaje a un destino que no conozco yo seguro que me anoto”. 

De tanto viajar, desarrolló un hobby: escribir crónicas. A eso de las ocho de la noche, cuando las actividades del día terminaron, se acuesta en la cama y escribe. “Descubrí que si no releía lo que escribía, había cosas que no recordaba más. Además la gente cuando la lee me dice que es como ´si estuvieran viajando conmigo´”.

Compartimos un fragmento de sus escritos, de esos 21 días: 

“A las 8 de la mañana arrancamos rumbo al Lago Yamanaka (Japón) o lago de los cisnes. Si teníamos suerte íbamos a ver al volcán, a su cráter, pues es época de nubes y lluvia. La tuvimos.  Así que en el camino empezamos a ver su cima por entre las curvas del camino .En el lago, además de cisnes,  tenía patos de distintos y  bellos colores y enormes carpas grises, blancas, naranjas. Había una serenidad importante, aguas muy mansas y una barca mediana, con aspecto de cuello de cisne en su proa, que tocando su sirena nos venía a buscar para llevarnos a dar un paseo preparatorio a lo que vendría después. También fue preparatoria la charla de Keiko, nuestra guía japonesa, quién durante el camino nos enseñaba palabras básicas, las habituales, ohaio, sayonara, arigato, y otras más inusuales como chotochoto (un poco) y choto mate (espera un poco)”

Todos los relatos son maravillosos. Asegura que se encontró con los paisajes más variados y con una inmensa variedad de matices. Hay una escena que se repetía que le encantó: “ver caer el sol, mientras la ciudad enciende sus luces”. Asegura que toda la tecnología que hay es increíble. Detalles que solo se pueden vivir para entender. Para Marina la idea de volver siempre estuvo, todavía lo está. Piensa que viajar por China y Japón fue “la culminación del sueño de mi hermana y una sorpresa absoluta para mi”.

 

*No te pierdas el #DiarioDeViaje. Seguinos en nuestra Fan Page @babelviajesmadryn

y en nuestra cuenta de Instagram babelviajesmadryn.

BLOG - ACTUALIDAD SOBRE TURISMO -
ORCAMAN

“Orcaman” La historia del hombre que buceo con orcas para comprobar que no son asesinas

  Dice Juan Carlos López que lo más dulce de una orca es su mirada: “Cuando la ves a los ojos pensás `este animal no me puede atacar´”. El 14 de abril de 1989, Juan Carlos López -también conocido como “Orcaman”- junto a Paul Atkins se metió al mar a bucear con orcas para confirmar […]